Cuatro de las principales constructoras de infraestructura españolas participaron ayer de un panel, en la jornada de cierre del Encuentro Santander-América latina, este año enfocado en el financiamiento de las obras públicas en la región.

Tres de ellas aún no tienen negocios en la Argentina (y al menos dos no piensan ingresar en el país), y Abertis, concesionaria de las autopistas Panamericana-General Paz y del Oeste, está renegociando el contrato con el Gobierno, proceso que incluye la resolución de la demanda que presentó ante el Ciadi a fines de año pasado por los incumplimientos del Estado en los últimos 15 años.

Pese a ello, y tal vez por el peso del dinero que lleva “enterrado” en el país, es “tremendamente optimista” sobre el resultado de esa negociación y da “mucho apoyo a las medidas que está tomando el Gobierno”, según expresó el director financiero de la compañía, José Aljaro.

Las claves de la negociación con Abertis (que incluyó ayer aquí una reunión del consejero delegado de la empresa, Francisco Reynés, con el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, que cerró el Encuentro) son dos: lograr una fórmula entre una extensión del contrato (que vence en 2020) y un aumento de las tarifas de peajes, como un mecanismo de compensación por las pérdidas de la empresa. Ni Dietrich ni Aljaro lo dijeron, pero es claro que encontrando esa compensación la empresa levantaría la demanda ante el tribunal internacional.

Estamos dispuestos a buscar mecanismos que sean asumibles por el Gobierno y que ayuden a mejorar la infraestructura, a cambio de mayores compromisos de inversión”, señaló el director financiero de la empresa, ante la consulta de la prensa argentina. “Espero que sí”, contestó a su turno Dietrich (que expuso solo, después del panel de empresarios), al ser consultado sobre la posibilidad de que Abertis levante la demanda si se llega a un acuerdo.

Por lo pronto, al presentar los números y proyectos de su empresa, que opera en 12 países (con fuerte presencia en Brasil y en Chile, además de Buenos Aires) 7600 kilómetros de autopistas por peaje y factura 4400 millones de euros, Aljaro informó que el grupo tiene destinados 3000 millones de euros a estos tres países. No quiso precisar cifra para la Argentina, pero sí dijo que Brasil se llevaría unos 1200 millones, y serían “varios cientos de millones” para nuestro país, dependiendo del resultado de la renegociación del contrato.

En el panel estaban también Alejandro de la Joya, CEO de Ferrovial Agroman; José María Orihuela, CEO de Sacyr Construcción, y Luis Castilla, su par de Acciona Infraestructuras. El primero descartó que al menos por el momento su empresa vaya a invertir en la Argentina: “Tenemos muchas necesidades de inversión en cuatro países de la región donde ya estamos”, se excusó De la Joya.

Orihuela destacó que lo “sorprendió gratamente” su encuentro con Dietrich, donde conoció el plan de infraestructura que está llevando adelante el Gobierno. “Son muy positivos los cambios que se ven, pero aún no tomamos una decisión”, aclaró el hombre de Sacyr. Por su parte, Castilla, de Acciona (una empresa de construcción de obras de infraestructura, concesiones y servicios de aguas) sí se mostró más dispuesto y dijo que en los meses que lleva Macri en el gobierno “estamos mirando oportunidades para participar de algunas licitaciones”.

“La materialización de estos acuerdos [en referencia a la renegociación del contrato entre Abertis y el Gobierno] ayudará a la llegada de nuevas inversiones”, dijo Aljaro, como impulsando a sus colegas a venir al país.

El panel de ayer demostró, tal vez mejor que ninguna expresión, la avidez de los empresarios por conocer el nuevo cuadro de situación en la Argentina, y las dudas que provocan los hechos del pasado, especialmente el rompimiento de los contratos y los cambios en las reglas de juego. En ningún caso mencionaron la corrupción como un impedimento, pese a los casos resonantes conocidos en la Argentina y en Brasil, país en el que todas tienen negocios.

“Estas son las bombas de tiempo que nos dejó el kirchnerismo”, expresó Dietrich, en referencia al caso Abertis y a otros que resumió en la forma en que la administración Kirchner obligó a la empresa vasca OHL a abandonar la concesión de la autopista Ezeiza-Cañuelas, luego de asfixiarla con el congelamiento de las tarifas post devaluación, y a entregarle el proyecto a una empresa de Cristóbal López.

Con todo, el ministro se mostró entusiasmado con “la buena receptividad” que tuvo la presentación del plan durante un road show que él y su equipo llevaron adelante en Italia, Alemania (donde se unió a la comitiva del Presidente) y esta capital, desde donde Dietrich retornó anoche a Buenos Aires, mientras su equipo pasaba por Londres y París, para continuar la gira en busca de inversiones.

El plan de infraestructura oficial contempla inversiones por US$ 32.225 millones entre este año y 2019, sumando US$ 26.725 millones de inversión pública y US$ 5550 millones de capitales privados. El financiamiento, al menos por el momento, se hará con enre 4000 y 5000 millones de préstamos de China, una cifra similar de organismos internacionales (BID, CAF y Banco Mundial) y el resto será aportado por el Tesoro, lo que, según apuntó Dietrich, está contemplado en el déficit fiscal previsto por el Gobierno (en torno al 5% del PBI este año).

Pero la situación puede cambiar. Por lo pronto, no se descarta que alguna empresa interesada en alguna de las 224 licitaciones previstas para los próximos cuatro años aporte financiamiento propio (sobre todo, extranjero). Al respecto, el ministro apuntó que de la gira de Macri participó un directivo del Banco Supervielle, que les dijo que la entidad tiene disponible una línea por $ 1500 millones para financiar obras de contratistas del Estado.

Parte de ese dinero podría ser utilizado por Aerolíneas Argentinas para cubrir algunas necesidades de financiamiento puntuales, comentó el ministro. Y como informó el martes aquí, el Banco Santander dispondrá de US$ 2960 millones para financiar proyectos de infraestructura en el país el año próximo.

Fuente: http://www.lanacion.com.ar