Desde canales formales para realizar tus consultas, hasta aspectos claves a tener en cuenta cuando tomás tu decisión de compra.

¿Cómo puedo realizar una consulta?

→ Desde cualquiera de los formularios de contacto presentes en esta web.

→ En forma telefónica, marcando el 00 54 341 4941329.

→ Por e-mail, escribiendo a atcliente@bec-car.com

→ Por medio de redes sociales: Facebook (@cintasbeccar) Instagram (@cintasbeccar).

→ Personalmente, en Oficinas Comerciales ubicadas en J.B. Alberdi 1355 (Carcarañá, Santa Fe, Argentina).

¿Qué debo tener en cuenta al realizar una consulta?

Cuando las consultas sean realizadas por e-mail, formaularios de consultas o redes sociales es indispensable incluir n° telefónico, para que desde el Área De Ventas podamos contactarnos y charlar: un aspecto clave para comprender con exactitud qué trabajo debés realizar.

¿Puedo recibir un presupuesto sin asesoramiento previo?

No. Nunca se envían presupuestos sin previamente realizar un sondeo de necesidades y el asesoramiento pertinente. Esto permite identificar con claridad los requerimientos de trabajo, y presupuestar el equipo que mejor se ajuste a los mismos. De esta manera, en caso de concretarse la operación, habrás realizado una correcta inversión.

¿Qué información me solicitarán en Bec-car?

Necesitaremos conocer en detalle datos relativos al trabajo específico que debés realizar. Por lo tanto; repasá objetivos, razones y requerimientos puntuales que motivaron tu consulta. Preparate para brindar información precisa y útil cuando seas contactado.

¿Qué debo considerar al momento de decidir dónde comprar?

→ El asesoramiento recibido: Pensalo como una medida del nivel de respuestas futuras de los potenciales proveedores. Evaluá compromiso, involucramiento, celeridad en las respuestas, conocimiento; entre otros.

→ Las referencias: ¡Solicitalas! Las referencias de tus potenciales proveedores pueden constituir un muy buen elemento de juicio sobre productos, servicios, capacidad de respuesta futura y compromiso.

→ Sus clientes: Generalmente firmas referentes y de trayectoria en su rubro buscan como proveedores organizaciones con un perfil similar; capaces de acompañarlas en los objetivos de su negocio.}

→ La comparación: Si comparás diferentes proveedores, asegurate de hacerlo adecuadamente… ¿Los productos garantizan un mismo rendimiento? ¿Se acoplan al trabajo requerido de igual forma? ¿Los materiales utilizados son de igual calidad? ¿Incluyen los mismos accesorios? ¿Cuál es la vida útil de uno y otro? Revise minuciosamente las características y ventajas de cada propuesta: Evitá arribar a conclusiones erróneas, y consecuentemente tomar malas decisiones de inversión.

→ Los servicios: Analizá las prestaciones que tus potenciales proveedores ofrecen más allá del producto en sí… ¿Te garantizan la provisión de repuestos originales? ¿Disponen de servicio técnico oficial? ¿Brindan atención y asesoramiento pos-venta?