Son U$S 1.000 millones más que el ciclo anterior, según un informe de la Bolsa rosarina. La Argentina produciría 122 millones de toneladas de granos.

Cuando se terminen de cosechar los granos, al final del otoño, la campaña del ciclo 2016/17 generaría unos 30.000 millones de dólares a la economía argentina. Son unos 1.000 millones de dólares más que el ciclo previo, según una estimación que acaba de publicar la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR).

“La campaña dejaría, aproximadamente, un saldo de producción de más de 122 millones de toneladas de granos, que valuadas por el precio loca esperado para la cosecha equivaldrían a U$S 26.100 millones”, explica Emilce Terré, una de las investigadoras de la Dirección de Informaciones y Estudios Económicos de la BCR.

A los granos hay que sumar, para llegar a los U$S 30.000 millones, 13 millones de toneladas de aceites vegetales y 42 millones de harinas y subproductos, dos rubros en los que la agroindustria argentina es líder mundial. Según el informe, unas 90 millones de toneladas de granos y subproductos se van a exportar al mercado internacional.

​ El trabajo proyecta un incremento de la producción del 25% en trigo y maíz, dos cultivos que sufrieron durante los últimos años por el escenario comercial, y un crecimiento del 30% en la cosecha girasolera.

“La producción de soja, en tanto, se mantendría prácticamente invariable mientras que la de sorgo podría perder hasta un 15% y el resto de los cultivos un 14% (algodón, alpiste, arroz, avena, cártamo, cebada, centeno, colza, lino, maní, mijo y trigo candeal)”, estima Terré.

En comparación con la campaña 2015/16, la argentina produciría casi un 10% más (10 millones de toneladas), ya que se pasaría de 112 millones de toneladas a cerca de 122 millones de toneladas.

Pero la Bolsa rosarina advierte que en los próximos meses se va a profundizar la “fase decreciente del ciclo de las materias primas”, lo que implica que el valor promedio de la cosecha argentina caería un 7% en relación a la campaña anterior.

En un contexto de cotizaciones más bajas, a pesar del repunte productivo, el valor promedio de la producción de granos argentina, antes de procesarlos, solo estaría un 1% por encima de los 25.800 millones de dólares que dejó la cosecha pasada.

“Además hay que tomar en cuenta que el aumento que sufren los costos de comercialización para el productor, entre los cuales el flete tiene una alta ponderación, hacen que el valor en tranquera de la producción de granos sea de U$S 20.300 millones, un 7% menos de lo que dejaban los granos el ciclo previo”, asegura la investigadora.

Pero debido a la devaluación y también a que algunos componentes de los gastos de producción y estructura redujeron su impacto en la ecuación de costos totales (por ejemplo, fertilizantes como la urea), los márgenes del productor mejoraron, según el estudio.

En la nueva campaña, los productores se quedarán con una cifra que rondará los U$S 6.400 millones, unos U$S 2.400 millones de dólares más que los U$S 4.000 millones del último ciclo.

Continuar leyendo

Fuente: http://www.clarin.com