El banco Gazprombank financiará un centro logístico en asociación con el Grupo PTP y Zara Impex. Buscan importar fertilizantes fosforados, hoy gravados con 6%.

El banco ruso Gazprombank desembolsará u$s 90 millones para construir un puerto multipropósito en Ramallo, con capacidad para almacenar fertilizantes fosforados, que Rusia quiere vender a Argentina a cambio de productos agrícolas, y para los que pretende que se elimine el arancel de importación de 6%.

La construcción del puerto sobre el río Paraná llevará 18 meses. Gazprombank (51%), en asociación con el grupo argentino PTP (39%), que ofrece servicios logísticos, y la compañía binacional Zara Impex (10%), que comercializa fertilizantes y productos alimenticios argentinos a Europa esperan comenzar en octubre próximo y emplear a unas 500 personas.

En una segunda etapa, el consorcio prevé invertir otros u$s 90 millones para duplicar el proyecto a una capacidad de 8 millones de toneladas y un muelle de 700 metros. El gobierno ruso quiere revertir la tendencia decreciente del intercambio comercial con Argentina, explicó el representante Comercial de Rusia en Argentina, Sergey Derkach.

Para bajar los costos logísticos, los socios construirán un centro de logística de 18 tanques de 5000 m3 cada uno, aptos para almacenar combustibles, fertilizantes líquidos y aceites vegetales. También, celdas de almacenaje para granos y fertilizantes sólidos, de 120.000 toneladas.

El puerto, en el kilómetro 332 de la Hidrovía, tendrá un muelle de 350 metros de atraque que posibilitará la operación continua y simultánea de buques y barcazas. Para comenzar la construcción falta una norma de la provincia de Buenos Aires que ratifique la ordenanza municipal que cambia el ordenamiento urbano de Ramallo, dijo Guillermo Misiano, presidente de PTP Group.

Gazprombank es el tercer banco en Rusia, 35% propiedad del Grupo Gazprom y 11%, del Estado ruso. Con activos por u$s 90.000 millones, el proyecto en Argentina es pequeño pero es la punta de lanza para que se instale en la región a financiar proyectos productivos. Y Gazprom (38% estatal) tiene interés en el gas convencional argentino.

A Rusia le interesa exportar al país los fertilizantes fosforados que produce. Pero entiende que sufre una competencia “desleal” porque Argentina conserva un arancel del 6%, que el resto de los países limítrofes no cobra. Ya inició la gestión ante los Ministerios de Agroindustria y Relaciones Exteriores para lograr la equiparación.

En tanto, Gazprombank tiene como clientes a los mayores fabricantes de fertilizantes privados, dispuestos a utilizar la nueva infraestructura: PhosAgro, Uralchem, Akron y Uralkali. Luego, existe el interés de ampliar el portafolio comercial incorporando los negocios con los otros países de la hidrovía.

El proyecto se repaga en 5 años. Hoy se debate entre los socios el costo del financiamiento, con la expectativa que Gazprombank considere la reducción de la tasa que paga Argentina. También falta definir la empresa constructora.

Fuente: http://www.agritotal.com